Entrevista a Juan Palomares, director general de Trinity AgTech. Controlando la sostenibilidad desde el campo al supermercado

Nuevo Sector es un resumen semanal gratuito con los temas mas significativos en el mundo del Retail, el eCommerce y su ecosistema StartUp. La integración de la tecnología y su papel en la transformación digital.

Suscríbete

Hoy me he querido salir un poco del guión habitual, bucear en el origen de los problemas y como se están atacando desde otros sectores.

Hace un par de semanas, comentaba el efecto que está teniendo el fast fashion en los países en vías de desarrollo y la urgente necesidad de adoptar un perfil sostenible en la industria de la moda. Esto no solo afecta al sector textil. Otros sectores, como el de la alimentación, también están estudiando como avanzar hacia la sostenibilidad.

Pensando en ello, recordé que hace un par meses me presentaron a Juan Palomares, el director general de Trinity AgTech, una compañía que nació en Reino Unido hace tres años, formada por 50 científicos y desarrolladores informáticos que han construido un software integral para el sector primario en materia de sostenibilidad, fortaleza financiera, y gestión de la explotación. Trabajan con el sector primario en colaboración con supermercados, industria transformadora y textil, administraciones públicas, bancos, cooperativas, y otros actores del sector agroalimentario.

Le llamé para hablar sobre este tema y me aclarase una serie de dudas acerca de la sostenibilidad en el sector agroalimentario. Hablamos de créditos de carbono, de cómo medir su impacto en la naturaleza o de la actual predisposición de la sociedad hacia la sostenibilidad.

Intro

Juan Palomares, ingeniero industrial del ICAI, inició su trayectoria profesional en el sector energético, pasando por varias multinacionales en Madrid, Houston y Londres. Luego dio el salto al sector financiero, trabajando primero en mercados de capital para un banco de inversión y luego como emprendedor en startups de tecnología pertenecientes a las áreas de gestión patrimonial y de financiación comercial. 

Desde hace tiempo está enfocado en la sostenibilidad, primero en el lanzamiento de comunidades solares en España, y ahora como director general de Trinity AgTech liderando desde España su expansión en Europa.

Hola Juan, ¿Por qué comenzar la expansión en España?

Trinity está fuertemente establecido en Reino Unido y ahora el objetivo es replicar el éxito en Europa. Hemos comenzado por España por ser un país idóneo, ya que se sitúa a la cabeza en la producción de verduras, frutas, aceitunas, avena, y productos derivados del ganado ovino y porcino. Además, España atrae cada vez más talento internacional, por lo que queremos desde aquí dar apoyo centralizado al sector primario tanto nacional como de otros países de la Unión Europea.

¿Crees que la sostenibilidad es una moda o que está aquí para quedarse?

Sin lugar a dudas, la sostenibilidad está aquí para quedarse. Vivimos un momento histórico. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático publicó hace un mes un informe elaborado por 230 científicos en base a más de 14.000 estudios que advierte de las graves consecuencias de mantener el actual ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero, superando el incremento de la temperatura global en 1,5ºC respecto de niveles pre-industriales. Y dentro de dos meses se celebra en Glasgow la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, con el objetivo de acelerar los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París de 2015.

Cuéntame cómo trabajáis con los diferentes actores de la cadena agroalimentaria.

Trabajamos con supermercados y con la industria transformadora en etiquetado sostenible, ya que cada vez lo demanda más el consumidor final: un estudio reciente de Aecoc señala que el 70% de los consumidores busca información sobre la sostenibilidad de los productos y el 40% afirma que no la encuentra ni en las etiquetas ni en los puntos de venta.

También apoyamos a que los bancos ayuden a sus clientes del sector primario a protegerse de riesgos derivados del cambio climático. Somos instrumento de canalización de los fondos de recuperación europeos y de las ayudas de las administraciones públicas, como es el caso de los nuevos eco-esquemas de la PAC. E incluso colaboramos con la industria de la moda para reducir la huella de carbono y el impacto en la naturaleza derivado de las materias primas de la fabricación textil.

Todo esto se traduce en mayor rentabilidad para agricultores, ganaderos y pescadores, derivada de un incremento en los precios de venta, acceso a préstamos verdes y ayudas regulatorias que siguen criterios de sostenibilidad. También somos una fuente de ingresos adicional asociada a la creación de créditos de carbono.

Los créditos de carbono son novedosos en el sector primario, ¿no?

Efectivamente. Históricamente los créditos de carbono han provenido de proyectos energéticos o de evitar la deforestación. No había créditos derivados de la agricultura por falta de tecnología y ciencia; ahora se puede con nuestra plataforma.

Nos diferenciamos porque ofrecemos mucha granularidad, incluyendo un desglose entre captura y reducción de emisiones, y la medición del impacto tanto en el clima como en la naturaleza. Esto incrementa mucho el valor de los créditos.

¿Qué significa medir el impacto en la naturaleza?

El clima y la naturaleza se entrelazan y refuerzan positivamente, por lo que es fundamental atacar la crisis desde ambas vertientes.

Quizá hayas visto un documental en Netflix llamado “Los límites de nuestro planeta”, que explica los nueve caminos a través de los cuales la civilización puede colapsar: pérdida de biodiversidad y forestal, contaminación del agua y del aire, cambio climático, acidificación de los océanos, escasez de agua dulce, reducción de la capa de ozono, y daño derivado de materiales artificiales.

Nuestro software se centra en los primeros tres retos que, junto al cambio climático, son las dimensiones de la naturaleza más afectadas a día de hoy. De hecho, nuestro trabajo con supermercados e industria transformadora incluye etiquetado sostenible en materia de huella de carbono, impacto en la biodiversidad, protección de agua y planificación agroforestal.

¿El etiquetado sostenible es compatible con el ecológico?

Ambos etiquetados son totalmente compatibles. De hecho, nuestra calculadora de la huella de carbono se diferencia de otras porque tiene en cuenta si el cultivo es ecológico o no.

Por otro lado, nuestro etiquetado sostenible es complementario porque la regulación ecológica no incluye reglas específicas sobre captura de CO2.

Además, ofrecemos una oportunidad para muchos agricultores que no quieren tener la certificación ecológica, pero que podrían ser calificados de sostenibles. Por ejemplo, pequeños agricultores que no tienen recursos para quitar maleza a mano, o explotaciones donde hace falta echar pequeñas cantidades de productos fitosanitarios porque están expuestas a todas las plagas que vienen de explotaciones vecinas donde no se para de fumigar.

Y desde el punto de vista del consumidor final, los supermercados hoy en día tienen una oferta binaria: los productos o son ecológicos o no lo son. Nosotros ofrecemos una oferta continua en donde cualquier producto puede ser sostenible en mayor o menor medida.

¿En que os diferenciáis de las certificaciones de sostenibilidad que existen a día de hoy?

Las certificaciones de sostenibilidad que ves en productos como el café o el pescado se limitan a indicar simplemente que “la producción ha sido sostenible”. No dicen nada más. Esto es como si nos limitásemos a decir que un producto es nutritivo sin dar el desglose nutricional de vitaminas, proteínas, etc.

Sin embargo, nuestro etiquetado sostenible indica cuántos kg de CO2 equivalente se han emitido por cada kg del producto consumido y cuál ha sido su impacto concreto en la naturaleza. Damos información específica del impacto en la sostenibilidad para que el consumidor final pueda hacer una compra respetuosa.

¿O sea que sois un nutri-score sostenible?

Los etiquetados tipo Nutri-Score han estado sujetos a cierta controversia por ofrecer calificaciones sobre los alimentos que pueden ser consideradas subjetivas.

Sin embargo, nuestro etiquetado no es controvertido. Se parece más a la información nutricional: ofrecemos una medición científica, rigurosa y precisa de la sostenibilidad del producto.

¿Cómo ves la actual predisposición de la sociedad hacia la sostenibilidad?

En los últimos meses hemos sido testigos de una avalancha de compromisos públicos y privados en materia de sostenibilidad. 

Pero todavía existe un vacío muy grande entre el cambio que necesitamos y los compromisos existentes.

Las emisiones de la cadena de valor corresponden con el 90% de la huella de carbono de la industria agroalimentaria. Entender y reducir las emisiones derivadas del transporte, empaquetamiento y comercialización sólo tiene un 10% de impacto. Es algo que también ofrece Trinity, pero la solución no es excesivamente compleja porque se reduce a usar energía renovable, mejorar procesos, y reciclar materiales, entre otras cosas.

Pero medir y mitigar el 90% de las emisiones restantes, que provienen mayoritariamente del sector primario, requiere de muchísima ciencia agroclimática y tecnología puntera para ofrecer soluciones escalables, no prescriptivas, útiles y fáciles de adoptar.

¿Tenéis competencia?

A día de hoy no hay ninguna startup que lleve trabajando tanto tiempo como nosotros en una oferta integral para el sector primario con el apoyo de decenas de científicos expertos en la materia y usando la última metodología aprobada por el IPCC.

La competencia probablemente vendrá de la mano de las grandes agroquímicas y otras empresas tradicionales que típicamente tienen conflictos de interés porque son causantes directos del cambio climático. De hecho, alguna ha querido invertir en nosotros, lo cual hemos rechazado rotundamente porque la independencia es nuestro mayor valor. No tenemos ningún sesgo, ni a nivel comercial ni de protocolos científicos.

¿Unas últimas palabras para nuestros lectores?

El economista Joseph Schumpeter dijo que el proceso de transformación que acompaña a novedosos proyectos empresariales suele proceder de trabajadores que se frustran cuando sus empresas dejan de ser innovadoras. Trabajemos juntos con gobiernos, empresas e inversores para que las acciones estén por fin en línea con la envergadura de la crisis a la que nos enfrentamos. Si quieres colaborar con Trinity, me puedes mandar un correo a jp@trinityagtech.com.